Film Commission CyL » agosto 30, 2018

Daily Archives: agosto 30, 2018

Cine CyL

Castilla y León: ¡una región de película!

Published by:

Castilla y León es tierra de cine. A los no muy entendidos puede parecerles un exceso tal aseveración, a pesar de que esta región ha dado vida a directores como el zamorano José Luis Viloria García o los vallisoletanos Fernando Cayo, Enrique Gato, Francisco Regueiro y Ramón Margareto. Pero es que más allá de ser la cuna de estos realizadores, los paisajes de Castilla y León han sido el escenario de muchas producciones locales y extranjeras.

Basta con remontarse a 1957, cuando Stanley Kramer encontró en Ávila el escenario ideal para rodar algunas de las tomas de Orgullo y Pasión. Cary Grant, Sophia Loren y Frank Sinatra, son sólo algunos de los nombres de los protagonistas de esta cinta que visitaron nuestros predios durante la grabación. Como dato curioso, en los agradecimiento finales se hace mención a los extras españoles, entre quienes se cuenta nuestro primer presidente de la democracia, Adolfo Suárez.

En 1961 fue el turno de El Cid, que trajo de vuelta a nuestras tierras a la hermosa Sophia Loren, interpretando a Doña Jimena, y al duro de Charlton Heston como Don Rodrigo Díaz de Vivar. Este film de culto se paseó por Torrelobatón (Valladolid), Ampudia (Palencia), Ávila, León y Burgos.

Unos años más tarde, en 1964, otra superproducción estadounidense eligió la Sierra de Guadarrama como locación. Se trataba La Caída del Imperio Romano, que permitió a Sophia Loren visitar nuevamente estos parajes, acompañada esta vez por Alec Guinness, James Mason, Christopher Plummer, Anthony Quayle y John Ireland.

Otro gran film de culto se paseó por Castilla y León, pese a que la historia se desarrollaba en tierras de siberianas. Hablamos de Doctor Zhivago (1965), que simuló en la Sierra de Soria y en la zona de la presa de Aldeávila, en Salamanca, esos parajes inhóspitos. Por esas laderas se pasearon Omar Sharif, Julie Christie, Geraldine Chaplin, Tom Courtenay y Alec Guinness, entre otros.

Tampoco faltaron los western, y fue aquí donde se rodó una historia de referencia: El bueno, el malo y el feo, en 1966. La Sierra de la Demanda de Burgos y su entorno fueron escenarios del film, pero es el cementerio de Contreras, donde se produce el duelo entre los protagonistas, la locación más recordada.

En 1976 recibiríamos a Sean Connery y Audrey Hepburn, mientras se filmaba  Robin y Marian, un film clásico que versa sobre las aventuras de Robin Hood. Los primeros minutos de la película permiten apreciar el Castillo de Villalonso, en Zamora.

El cine español también ha sacado provecho de estos escenarios. En 1973 el director Víctor Erice eligió el pueblo de Hoyuelos, en Segovia, para rodar El espíritu de la colmena. La película, ambientada en tierras castellanas al inicio de la postguerra, obtuvo el premio a Mejor Película en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, así como los Premios del Círculo de Escritores Cinematográficos: como mejor película, mejor director, mejor actor (Fernando Fernán Gómez), mejor fotografía (Luis Cuadrado) y mejor música (Luis de Pablo).

Ya en la década de los 80’s, podemos mencionar a la cinta de Jaime de Armiñán, El nido, nominada al Oscar como mejor película de habla no inglesa. El Bosque de la Honfría, Hoz del Duratón, San Martín del Castañar y Sequeros, fueron algunos de los sitios salmantinos donde se rodó el film, que también echó mano de los paisajes de Sepúlveda, en Segovia.

Y para rodar La fuga de Segovia, Imanol Uribe no dudó un momento en recurrir a los escenarios reales de la historia. Esta película obtuvo el Premio de la Crítica en 1981, en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

Por otra parte, algunos años antes de alzarse con su primer Oscar, el director Fernando Trueba obtuvo el Oso de Plata en el Festival de cine de Berlín, con El año de las luces. La cinta reunió a los más renombrados actores españoles del momento: Jorge Sanz, Verónica Forqué, Maribel Verdú y la inigualable Chus Lampreave, quienes aún son recordados por estos lares por su sencillez y don de gentes.

Un poco menos recordada es Canción de Cuna, el film que en 1994 rodó José Luis Garci en los monasterios de Silos y de la Vid. Sin embargo, el olvido es injusto, pues esta historia, protagonizada por Alfredo Landa, Fiorella Faltoyano, Amparo Larrañaga, Maribel Verdú, Carmelo Gómez, Diana Peñalver y María Luisa Ponte, ganó 5 premios Goya.

Avanzando hasta este siglo, el año 2001 es particularmente movido para Castilla y León, en lo que al cine se refiere. Es un mismo año dos películas españolas se ruedan en nuestras tierras. Se trata de Tuno Negro, de Pedro L. Barbero y Vicente J. Martín, ambientada en la ciudad de Salamanca; y la súper producción Juana la Loca, de Vicente Aranda que se rodó en Burgos y, por supuesto, en Tordesillas, donde la soberana estuvo encerrada durante 46 años.

Para ir poniendo el punto final, aunque esta lista no es exhaustiva, recordemos a Celda 2011, un drama carcelario en la antigua prisión de Zamora, situada a las afueras de la ciudad, en la carretera de Almaraz de Duero. El film de Daniel Monzón fue galardonado con 7 premios Goya.

La importancia de ser escenario de tantas cintas no reside tanto en el orgullo que como castellanos podamos sentir, sino en los efectos que esta actividad ha tenido en la promoción del turismo en Castilla y León, y la capacidad de la industria del cine para dinamizar la economía. No olvidemos que durante un rodaje son muchos los puestos de trabajo que se crean, no sólo para actores locales, sino para un entramado de muy diversos oficios, como electricistas y carpinteros, cuyas habilidades son requeridas para el montaje de los sets de grabación. El impulso que desde los gobiernos locales pueda dársele a este sector, rendirá beneficios que alcanzarán a todos los habitantes de esta región.