Cine CyL Documentales

Los nuevos ‘docu-reality’. El precio de la historia o el que hayas visto. Una opinión personal

Los programas de telerrealidad están a la orden del día a la hora de elegir la programación de la televisión en cualquier momento, ya sea programas de compras, subastas o elaboración de postres o comidas aparentemente imposibles.

gandia_shore2Los docu-reality si lo traducimos al español, se trata de la realidad hecha documental. Actualmente encontramos muchos programas de este tipo en la parrilla televisión y casi todos ellos tienen unas audiencias muy altas y enganchan con las historias que muestran al espectador haciendo que se sienta o se involucre mucho en el desarrollo del docu-reality. En los docu-realities podemos ver lo que le ocurre a personas como nosotros, pero en un entorno delimitado con cámaras filmando las 24 horas del día, pudiendo ser un tipo de concurso de convivencia o bien el retratar el verano de unos jóvenes como son el caso de Gran Hermano o Gandía Shore, respectivamente.

Estos programas tienen una serie de características comunes, en primer lugar te muestran la realidad tal y como es de las personas que observes, una hiperrealidad, en segundo lugar es que todas las acciones de sus personajes protagonistas están relacionadas con su vida privada y en tercer lugar no es necesario que sean profesionales de la televisión. En este tipo de docu-reality puede participar cualquier persona, aunque como es en el casi de Gran Hermano se suelen escoger a personas con características especiales que vayan a brindar algo nuevo a la casa o programa.

Desde mi punto de vista y mi experiencia personal, es cierto que se trata de unas programaciones que tienen la facilidad de enganchar al espectador de diversas formas. El tener la oportunidad de estar conectado a información acerca del docu-reality las 24 horas del día es una forma de enganchar a la audiencia, y la participación de la propia audiencia en las decisiones ‘relevantes’ como puede ser la expulsión de un participante hace que los espectadores nos veamos como los jefes de lo que ahí esta sucediendo, cuando es al contrario, es la cadena televisiva el que tiene el control sobre nosotros, ya que sabe que a la hora que emitan, estaremos ahí para verlo. Eso sí, sin duda es una forma idónea de poder entretenerse uno, y con cobertura completa, a cualquier hora del día.