Cine CyL

Julio Suárez, figura del cine castellanoleonés

Published by:

Madrileño de nacimiento, leonés de corazón, el director Julio Suárez es una de las figuras más reconocidas en el panorama cultural de Castilla y León, tanto que ya se han celebrado varias retrospectivas de su trabajo en eventos como el Festival de Cine de León o la Universidad de León.

Entre sus obras más conocidas se encuentra el cortometraje Estirpe de tritones, rodado en 1993 y premiado en los festivales de Medina del Campo y de Palencia. Un corto que daría pie, 15 años más tarde, a un largometraje Tritones, más allá de ningún sitio. Una cinta de corte surrealista que profundiza en las aventuras de los protagonistas del corto. Marineros, desertores y reincorporados a filas como tripulación perfecta de un submarino de la clase Tritón. Artilugio que navega por los ríos de la comunidad de Castilla y León para llegar al Atlántico a través del Duero con el fin de rememorar el viaje de Cristóbal Colón. Sin embargo, el viaje acaba desembocando en un conflicto bélico.

La filmografía de Julio Suárez en mucho más amplia, evidentemente y siempre ha conseguido cosechar éxitos. Después de Tritones grabó otro corto, Guzman-Goodman. Tras él fue cuando decidió dar el salto y grabar su primer largometraje, A Galope Tendido, la historia de un joven más que aficionado a las películas del oeste.

Tras  estas producciones, Julio Suárez se dedicó a producir algunos documentales y cortometrajes más con su productora, Estirpe PC. Destacan La Tregua, Nostalgia, La Puerta o El último cowboy. Tras un periodo de inactividad como director, retomó su trabajo en la elaboración de guiones y la dirección y de él salió a ese largometraje al que hacíamos referencia más arriba.

Después de Tritones, más allá de ningún sitio Julio Suárez realizaría el guion de El hombre que vive sueña, largometraje que codirigió con su hijo Alejandro. Un director que, aunque no muy conocido en los circuitos comerciales, sí tiene un hueco por méritos propios en la historia del cine español.

Cine CyL Documentales

Documentales sobre la naturaleza

Published by:

Si una de tus pasiones es la naturaleza, pero no se tiene el suficiente tiempo para poder explorarla a fondo todo lo que se quisiera, gracias a los documentales uno se puede sumergir en este mundo conociendo diferentes partes del mundo.

Pero no todos los documentales retratan de manera fiable o transmiten lo que deberían a su espectador; por eso le proponemos a continuación algunos de los documentales de naturaleza mejor calificados.

‘Nanuk, el esquimal’ fue estrenada en el año 1922 y documenta la vida durante dos años de Robert Flaherty el cual convivió con una tribu esquimal en Canadá. Además este documental es considerado como el primero de la historia e inauguró este género.

En el año 2001 llego ‘Planea Azul’, una serie que recorre el mundo submarino. En este increíble recorrido podemos ver la belleza de arrecifes de corales, la profundidad del océano, la fauna que habita en el fondo siendo algunas grabadas por primera vez. En su momento fue una de las producciones más caras.

‘La vida privada de las plantas’ estrenada a mediados de los 90 es una serie de David Attenborough. Que mediante el uso de técnicas de cámara rápida nos permite ver la evolución de diferentes especies vistas en desiertos, como en bosques.

En el año 2009 ‘Océanos’ fue dirigida por franceses Jacques Perris y Cluzaud. Este increíble documental recorre los cinco océanos mostrando unas imágenes impresionantes de lo que se esconde en el mundo marítimo. Fue un documental muy costoso, de más o menos 50 millones de euros. Aunque lo más criticado de este documental fue la banda sonora elegida, sin duda si hubiesen acertado en todo tendría una puntuación de 10. Pero todo no se puede tener.

Otra obra también francesa estrenada en 2005 bajo el nombre ‘El viaje del emperador’ con su directos Luc Jacquet. En este documental vemos el viaje durante un año entero de un grupo de pingüinos emperador que se dirigen hacia la Antártida.

Cine CyL Historia del documental

Historia de los documentales

Published by:

Los hermanos franceses Lumière estaban buscando nuevas maneras de desarrollar aparatos que pudieran captar el movimiento por medio de las fotografías. En 1985 lo consiguieron con su aparato denominado cinematógrafo, el cual era portátil y pesaba 5 kg. Podían reproducir la realidad exterior por medio de un aparato trasladado a cualquier parte.

El primer documental recreado por el propio Louise Lumière ‘La sortie des usines Lumière a Lion’. Más adelante hicieron público este invento donde reprodujeron su filme en Paris el 28 de diciembre de 1895 para más tarde diferirlo por más parte de Francia. Lumière decidió contratar a unos viajeros para que llevaran su gran invento a todos los rincones del mundo y que fueran grabando y documentando aquellos lugares y mostrarlos ya realizados por el propio inventor francés.

Los viajeros retrataban momentos de la vida cotidiana de aquel lugar, como la llegada de barcos a puerto, la llegada de trenes, las costumbres de la gente del lugar y sus trabajos, la alimentación de los mismos, etc. Comenzó así una moda de mostrar un suceso en cortos periodos de tiempo ya que las cámaras no tenías la suficiente memoria, siendo la mayoría de grabaciones inferiores a un minuto de duración. La denominación de documental fue atribuida por John Grierson.

Dciga Vertov y Robert Flaherty fueron los primeros en utilizar el formato que conocemos actualmente. La película más célebre de Dciga es ‘El hombre de la cámara’ donde recoge la vida de manera imprevista, y es la primera película que desvela los procesos de cómo fue creada. La pimera película de Robert es ‘Nanuk el esquimal’, con un material recopilado en dos años de grabación donde se asentó unas bases de lo que conocemos ahora como documental televisivo.